odontovida

Prevención de la enfermadad y promocion de la salud bucodental

,,

 

Que es la Prevención:

 

Son todas las medidas para evitar enfermedades bucales y dentales, en este caso el enfoque será el primer nivel de prevención, en el que se  te  impulsa a tener  buenos hábitos de higiene y comportamiento, para evitar el desarrollo de enfermedades. Tomando  en cuenta la economía, sociedad, cultura, servicios y sistema de salud, para procurar dar información útil para la mayoría, evitando el desarrollo de patologías bucales como la caries y enfermedad periodontal. Según  Herazo (2013) las medidas de prevención aplicables, pueden ser divididas según si son aplicadas por:

 

Los profesionales de la salud:

Que pueden aportar  educación en cuidados bucodentales, detección de factores de riesgo, aplicación de químicos, prescripción para  ingestión y aplicación de fármacos preventivos, aplicación de sellantes.

Familia:

Según  el nivel socioeconómico puede establecerse una educación específica, detección de factores causales, dieta, higiene, Ingestión o auto aplicación tópica de químicos o fármacos

Individual:

Bajo la influencia familiar, social y  la escuela, la prevención individual  abarca educación específica, detección de factores causales, dieta, higiene bucodental  , ingestión y aplicación de  químicos y fármacos.

 

 

Como se previene:

 

Se hace acatando las recomendaciones de expertos, que basados en la evidencia han demostrado como a través de buenos hábitos, se pueden evitar diferentes enfermedades.

 

Cuando se debe prevenir la enfermedad:

 

En todo momento, estableciendo buenos hábitos, para hacer más fácil acostumbrarse a ciertos cuidados, si somos padres debemos fomentar en nuestros hijos buenos hábitos a través de la constante enseñanza y propio ejemplo.

 

Porque se previene:

 

La enfermedad tiene una historia natural donde interactúan un  huésped susceptible, un ambiente propicio, un agente causal, que al coincidir estos en un lapso de tiempo producen la enfermedad, entonces  al eliminar uno de estos factores no se dará la caries, enfermedad periodontal, obseso, o dolencia.

Estas  diferentes medidas a aplicar cobran importancia, al tomar en cuenta que mantenernos sanos, es más económico que sanar o rehabilitar, además, aunque la ciencia hoy tiene muchos avances, no hay nada mejor que los tejidos naturales, para llevar a cabo unas correctas funciones, por todo lo anterior te invitamos a aprender con nosotros como tener una excelente salud bucal.

Para que se debe prevenir:

 

Para evitar enfermedades las cuales a la larga generan molestias y dolor, que ademas  requieren de una inversión significativa de tiempo y dinero, para solucionar, rehabilitar o  extraer una pieza dental.

 

La boca:

 

Es un complejo sistema que sirve para el habla, la masticación, digestión, respiración, sensibilidad y estética. Que está compuesta por labios, paladar, lengua, frenillos, glándulas salivales, piso de boca y dientes, todo articulado por complejos sistemas óseos,  musculares, vasculares,  nerviosos e inmunológicos entre otros, que permiten la comunicación,  llevar alimento a tu organismo además de otras funciones como expresar sentimientos y debido a esta gran importancia que tiene debes acatar las medidas necesarias para mantener tu boca saludable.

 

Es función del odontólogo cuidar la salud de todo este sistema, pero el énfasis es en dientes y encía, que son los lugares donde se presentan con mayor frecuencia diferentes patologías.

 

 

Los labios:

 

Son la apertura exterior y carnosa de la boca, están formados en su parte más roja por mucosa y un tejido de transición llamado bermellón y luego de esta la piel, los labios le dan belleza al rostro, sirven para inicialmente para succionar, que es en nuestro caso, un reflejo instintivo esencial para la supervivencia cuando somos bebes, ademas, nos permiten el habla, expresar sentimientos y dar besos.

El paladar:

 

Es la parte superior del interior de la boca, tiene una superficie rígida y otra blanda que al final forma la campanita en el fondo de la boca llamado Úvula, el paladar tiene en su parte anterior una forma rugosa, lugar donde debe ubicarse y apoyarse la puta de la lengua, para funciones como deglutir, hablar e incluso en reposo.

 

La lengua:

 

Está compuesta por diferentes músculos, con fibras en diferentes direcciones que le permiten tener mucha versatilidad en sus movimientos, es esencial para  el habla, la masticación, pronunciación y deglución, además, en su cara superior tiene las papilas gustativas encargadas de detectar los sabores de la comida.

 

Frenillos:

 

Son pliegues de tejido conectivo fibroso, que unen el labio al maxilar y a la lengua al piso de la boca. Cuando estos son muy cortos o gruesos, debiendo ser tratados quirúrgicamente, ya que impiden la correcta movilidad lingual o labial además pueden actuar separando los dientes.

 

Las glándulas salivales:

 

Se encargan de la producción de saliva, a través de glándulas como las parótidas, las glándulas mandibulares y submandibulares, en labios mejillas y paladar hay otras glándulas menores. La saliva es esencial para las correctas funciones bucales por su acción lubricante, contiene enzimas para iniciar la digestión, equilibra la flora bacteriana y facilita la autolimpieza dental.

 

El piso  de la boca:

 

Está compuesto esencialmente por músculos, es el área bajo la lengua,  participa activamente en todas las funciones bucales como  masticación, deglución, habla, respiración , entre otros.

los Dientes:

 

Los dientes son órganos de vital importancia, ya que de ellos depende al adecuado inicio de la digestión, estos tienen diferentes formas, adaptadas para sus diferentes funciones como; cortar, desgarrar y triturar. En un adulto hay 32 dientes, 16 superiores y 16 inferiores. La arcada bucal esta compuesta por; 4 incisivos, 2 caninos, 4 premolares y 6 molares. todos los dientes son importantes por eso debes cuidarlos.

 

 

La boca de los niños, los dientes temporales, son 20 de ellos 10 superiores y 10 inferiores, que incluyen 4 incisivos 2 caninos y 4 molares por arcada. Iniciando su exfoliación (proceso en que se caen y son remplazados por los dientes permanentes) a partir de los 7 u 8 años y culmina a los 12 o 13 años.

Debemos cuidar la salud de los dientes de los niños, que aunque son temporales, son necesarios para las correctas funciones bucales indispensables, para mantener  la salud general de los niños.

 

 

Anatómicamente el diente se divide en tres partes corona, cuelo y raíz o raíces, estructuralmente está compuesto por esmalte, dentina, pulpa y cemento.

la corona:

 

Es la parte que visible del los dientes con su característico color blanco, tiene diferentes formas según la posición y función del diente, por ejemplo es muy diferente la corona de un incisivo y la de un molar.

el cuello:

 

Es la parte del diente que esta rodeada por la encía, esto en un diente sano, algunos dientes con enfermedades periodontales avanzadas(enfermedades en la encía) el cuello es mas visible y distinguible. Ya que es una zona donde se ve mas estrecho el diente  donde se marca la separación de la corona y de la raíz.

La raíz:

 

Puede ser una o varias según el la posición y función del diente. Están sumergidas en el hueso y en condiciones de buena salud bucal, no deben ser visibles, se encargan de sostener el diente, de amortiguar y distribuir la fuerza masticatoria.

 

Estos son a grandes rasgos, las partes del diente ahora se hablara del los componentes estructurales del diente. Que son los que le permiten tener rigidez y flexibilidad a la vez.

El  esmalte:

 

Es un tejido extremadamente duro,  cuya estructura está dada por prismas, muy unidos entre sí, de cristales de hidroxiapatita. Este esmalte es la parte externa del diente, dentro del esmalte esta otro tejido llamado dentina

 

La Dentina:

 

Es un tejido con una rigidez muy inferior a la del esmalte, es de color blanco amarillento y está unido a la pulpa dentaria. Por eso es llamado el complejo dentinopulpar, ya que cualquier agresión sobre la dentina tiene efectos sobre la pulpa dentaria.

Pulpa dental:

 

Es un tejido conjuntivo laxo, cubierto por las células formadoras de dentina (odontoblastos). La pulpa tiene un complejo vasculonervioso, encargado del transporte de nutrientes y mantener la vitalidad del diente. Esta irrigación y nervios entran y salen del diente a través del orificio apical.

Cemento:

 

En la raíz, el diente esta compuesto esencialmente por dentina, que está cubierta por un tejido llamado cemento. En condiciones normales se encuentra sumergida en el hueso, de quedar expuesto se desgasta con mucha facilidad, dejando al descubierta la dentina. A través del cemento pasan unas fibras llamadas fibras de Sharpey que están encargadas de sujetar el diente al hueso.

 

Ligamento periodontal:

 

Los dientes están unidos al hueso, gracias al ligamento periodontal, que es un tejido altamente especializado. Constituido especialmente por fibras de naturaleza colágena entre estas las fibras de Sharpey, que se van orientando en diferentes direcciones. Manteniendo al diente suspendido en el alvéolo (hueso que esta sujetando al diente)

El ligamento periodontal, esta permitiendo discretos movimientos al diente, amortiguando la fuerza masticatoria.  Este sistema de soporte del diente  esta compuesto por hueso, ligamento periodontal, encía, papila interdental. Este sistema aunque es muy eficiente, debe ser muy bien cuidado, a través de buenos hábitos de higiene, ya que de ser lesionado conduce a perdidas dentales.

 

 

Importancia de cuidar la salud bucodental:

 

Todos estos componentes en boca son esenciales, para un correcto funcionamiento. Por ejemplo si por caries o enfermedad periodontal, se pierde un diente, todo el sistema bucal se desequilibra. Teniendo incluso repercusiones en la salud genera. Ya que está perdida afecta la estabilidad y fuerza, que deben soportar los dientes vecinos, generando movimientos en estos  y en sus antagonistas.

 

Se perjudica directamente el hueso, que soporta los dientes presentes, como consecuencia también se altera las masticación. Ya que se comienza a masticar por el lado contrario exclusivamente, afectando la estabilidad mandibular y craneal, generando problemas en la postura cervical y de la columna en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *